No hay nada como una ducha entre amigos para calentarse cuando hace frío fuera. Cuando el amigo en cuestión tiene un cuerpo de ensueño como Tommy, la ducha se vuelve un auténtico placer: Sólo hay que cerrar los ojos y abrir la boca para tener la polla dura de un amigo entre los labios. El joven afortunado de hoy sólo tiene 19 años y no esconderá el placer que siente al compartir este momento con Tommy. ¡El tío bueno le dará las gracias por recibir chorros de semen monumentales en la cara!

Mp4 standard
Mp4 mobile

Con Tommy