Tommy ha conocido a un chico muy excitante para vaciar sus huevos. El morenito de 19 años, todo delgado, se ha quedado prendado de la potente polla del tío bueno y no puede parar de chuparla. Con sus ojos almendrados y su cuerpo de chiquillo, ¡hace que nuestro semental salido se corra el doble! Lo que más le gusta al chico es tragarse el semen caliente del tío bueno hasta no dejar ni una gota.

Mp4 standard
Mp4 mobile

Con Tommy