En el estadio, el partido acaba de terminar. Mientras que en uno de los vestuarios celebran la victoria, en el otro los jóvenes futbolistas reciben una bronca. Todo se desmadra cuando el entrenador, muy enfadado, dice que sus jugadores sólo son buenos chupando pollas. Los jóvenes deportistas, empapados en sudor, empiezan a empalmarse y sacan sus rabos para chupársela unos a otros, mientras que las nalgas empiezan a abrirse reclamando una buena sodomía. Al otro lado, la embriaguez de la victoria y del champán hace que los jugadores pierdan toda timidez. Rápidamente, el equipo al completo tiene las pollas al aire y algunos futbolistas separan las nalgas musculosas de sus compañeros para follarse su culito...

Mp4 HD
Mp4 standard
Mp4 mobile

De la película GUYS GO CRAZY N°33, producido por Guys Go Crazy y dirigido por Maurice Phillipe